Por Rafael Ponce De León

La cancillería peruana en Washington envió este jueves un documento detallando la situación del ex presidente Toledo a las autoridades de Estados Unidos.

“Hoy la cancillería recibió físicamente la solicitud complementaria de detención preventiva con fines de extradición enviada por la Unidad de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones. La misma que fue presentada por nuestra embajada ante las autoridades de Estados Unidos”, indicó la fiscalía peruana.

El pasado domingo el presidente peruano, Pedro Kuczynski, mantuvo una charla telefónica con el mandatario estadounidense Donald Trump, en la que le planteó estudiar la posibilidad de deportar al ex presidente Toledo para que éste sea procesado en Perú.

“El presidente Kuczynski solicitó a Donald Trump evaluar en el marco de las competencias que la ley de migración de Estados Unidos brinda al Departamento de Estado, la opción de deportar a Toledo al Perú con el fin de que sea sometido a la justicia”, informó la cancillería peruana en un comunicado.

A pesar de que Interpol lanzo una alerta roja a nivel internacional para localizar a Toledo en 190 países, Estados Unidos pidió que se justifiquen los motivos para detener al ex mandatario peruano.

La semana pasada un juez en Perú ordeno el arresto de Toledo y solicitó que éste sea detenido en prisión preventiva durante 18 meses.

Toledo habría incurrido en el delito de lavado de activos, en las modalidades de conversión y tráfico de influencias.

El ex mandatario se habría reunido en Brasil con directivos de la empresa Odebrecht y habría aceptado el pago de al menos 20 millones de dólares en sobornos para favorecer a la empresa constructora brasileña en las licitaciones para construir la carretera interoceánica sur.