Santiago de Chile, 3 dic.- El Gobierno de Chile anunció este jueves que prorrogará por 90 días más, hasta el 13 de marzo de 2021, el estado de catástrofe, una medida que le permite decretar restricciones de movimiento ante una eventual segunda ola de la pandemia que podría ocurrir tras las fiestas navideñas.

“Es el estado de catástrofe el que permite en forma excepcional restringir las libertades y los movimientos de las personas y tomar medidas como las cuarentenas o el toque de queda, que estimamos son necesarias y tenemos que poder disponer de ellas sí se hacen más necesarias”, dijo el presidente chileno, Sebastián Piñera.

Si las circunstancias lo permiten, agregó el mandatario conservador, “podemos levantar en forma anticipada ese estado de emergencia constitucional”, que fue decretado a mediados del pasado marzo y podría estar vigente por un año entero.

El Ministerio de Salud calcula que una segunda ola podría llegar en enero y ha elaborado tres hipotéticos escenarios, siendo el más “catastrófico” el que contempla un pico de 9.000 casos diarios, casi 2.000 infectados más al día que durante la etapa más dura de la pandemia registrada en junio.

“Estamos viendo cómo esa segunda ola golpea hoy día con mucha dureza a países muy desarrollados, como Estados Unidos o los países de la Unión Europea”, apuntó Piñera, quien recordó que el proceso de vacunación en Chile será voluntario y gratuito y comenzará durante el primer trimestre de 2021.

Este jueves se cumplen nueve meses desde que se detectó en Chile el primer caso de covid-19, una enfermedad que ya deja 555.406 infectados y 15.519 muertos, tras registrarse 1.507 nuevos contagios y 81 muertos en las últimas 24 horas.

Santiago, durante meses el foco de la pandemia y donde la red hospitalaria estuvo al borde del colapso en junio, lleva desde agosto desconfinada, aunque varios barrios han retrocedido recientemente o lo harán en los próximos días en el plan de cinco fases de apertura de la economía tras registrar un aumento de casos.

MEDIDAS PARA NAVIDAD

El Gobierno chileno anunció además este jueves una serie de medidas para las fiestas navideñas, que incluye el aplazamiento del toque de queda desde las 12 de la noche a las 2 de la madrugada los días 24 y 31 de diciembre y la prohibición de eventos masivos.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, apuntó que los aforos permitidos en las reuniones navideñas variarán en función de la fase en que se encuentre cada barrio o ciudad e irán desde 15, 20 y 30 personas.

“Se deben seguir tomando las medidas de autocuidado, en cada momento y lugar para poder contener la propagación de la covid-19”, agregó en rueda de prensa Daza, quien también informó de restricciones de movimiento entre regiones de cara al eclipse solar total del próximo 14 de diciembre.

La tasa de positividad lleva semanas manteniéndose estable y en las últimas 24 horas se situó en el 4,1 % tras realizarse más de 36.000 pruebas PCR.

Chile permite desde la semana pasada la entrada de turistas de cualquier país con PCR negativo, aunque aquellos que procedan de países con trasmisión comunitaria de acuerdo a los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tienen que hacer además cuarentena al menos hasta el 7 de diciembre.