San José, 28 oct.- El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, aseguró este miércoles que el país evitó que se hiciera realidad el pronóstico que indicaba que su sistema de salud estaría saturado por la covid-19 a estas alturas del año, pero insistió en que la población no debe bajar la guardia.

“Las proyecciones de septiembre daban que para ayer se saturaba el sistema y eso, dichosamente, no ocurrió, y eso es mucho gracias al comportamiento de nuestro pueblo, a que la gente está trabajando y cuidándose”, declaró Alvarado al abrir una mesa de diálogo sobre la economía del país.

Según Alvarado, Costa Rica se encuentra en una “meseta” en la que hay menos personas hospitalizadas, si embargo hizo un llamado a mantener las medidas de prevención.

“No se puede, ni por un segundo, bajar la guarida. Todos estamos viendo lo que está ocurriendo en Francia y España, donde la pandemia está teniendo una segunda ola”, dijo.

Alvarado destacó que las acciones llevadas a cabo para reabrir los aeropuertos y la implementación de protocolos sanitarios en las empresas turísticas, están impulsando la reactivación de la economía.

“Las reservaciones en renta de vehículos y hoteles han venido creciendo de manera consistente. Eso significa que la temporada alta turística que comienza en noviembre podrá tener un impacto en nuestra economía”, comentó.

En lo que va de la pandemia Costa Rica, un país de 5 millones de habitantes, contabiliza 106.553 casos de la covid-19, de los cuales han fallecido 1.340.

Este miércoles las autoridades contabilizaron 1.231 casos nuevos y 11 fallecimientos.

En la actualidad hay 477 personas hospitalizadas por la covid-19, de las cuales 188 se ubican en unidades de cuidados intensivos.

Costa Rica mantiene abiertas prácticamente todas las actividades económicas con estrictos protocolos sanitarios y de distanciamiento, luego de varios meses de cierres y aperturas graduales.

Esta semana las autoridades han comenzado a autorizar la apertura de parques y otros sitios deportivos y de esparcimiento, mientras que el curso lectivo seguirá siendo virtual en lo que resta del año.