Por José Bejarano

“Señores justicias de los pueblos a quienes se presentare este oficio, de mi el alcalde ordinario de la Villa de Móstoles. 

Es notorio que los franceses apostados en las cercanías de Madrid, y dentro de la Corte, han tomado la ofensa sobre este pueblo capital y las tropas españolas; por manera que en Madrid está corriendo  estas horas mucha sangre. Somos españoles y es necesario que muramos por el Rey y por la patria, armándonos contra unos pérfidos que, so color de amistad y alianza, nos quieren imponer un pesado yugo, después de haberse apoderado de la augusta persona del rey. Procedan vuestras mercedes, pues, a tomar las más activas providencias para escarmentar tal perfidia, acudiendo al socorro de Madrid y demás pueblos, y alistándonos, pues no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son.

Dios guarde a a vuestras mercedes muchos años.

Móstoles, dos de mayo de mil ochocientos y ocho.

Andrés Torrejón

Simón Hernández.

Este texto, firmado por los alcaldes de Móstoles, localidad cercana a Madrid, puso en conocimiento de los pueblos que llevaban a la región de Extremadura lo que en Madrid estaba sucediendo. Se podría decir que fue el embrión del levantamiento de los españoles contra las tropas de Napoleón. Ni parte del Ejército Español de aquellos días, ni por supuesto la Iglesia, se opusieron a la invasión del francés. Hubo incluso algún prelado, como fue el Obispo de Guadix, quien llegó a decir, en referencia a los sucesos del 2 de mayo, que “tan detestable y pernicioso ejemplo no debe repetirse en España.

No permita Dios el horrible caos de la confusión y del desorden vuelva a manifestarse ni en la menor aldea de toda la extensión de sus dominios“. En la Pastoral al clero y pueblo de la diócesis de Fray Marcos Cabello, obispo de Guadix, dada en Guadix a 12 de mayo de 1808 y publicada en el Diario de Madrid el 29 de mayo de 1808 se pide colaboración con las tropas francesas: “El ejemplar funesto del dos corriente debe sepultarse en un eterno olvido. Todo español debe mirar con amor, tratar con la mejor armonía, y prestar los socorros que exijan las circunstancias, a los individuos de la nación francesa, bien domiciliados en España, bien sea de las tropas residentes en su territorio. Así nos lo mandó nuestro amado soberano Carlos IV antes de renunciar a la Corona”.

Como se puede observar el “borboneo” les viene a los Reyes de España inscrito en el ADN, temor este que tienen los españoles hacia Felipe VI.

 

Hoy, el pérfido gobierno social comunista presidido por el psicópata Pedro Sánchez y dirigido por el marxista leninista stalinista hijo de terrorista, nieto de chequista y amigo de narcotraficantes y corrupto hasta el tuétano de Pablo Iglesias, de igual modo que los franceses tomaron Madrid, estos desarrapados vividores del narcotráfico quieren imponer a la capital de España y, por ende a todo el país, un pesado yugo a modo de traer la ruina económica y social. Y se hace necesario que todos aquellos a los que este humilde artículo, que, por ser humilde pretende parecerse al bando de aquellos alcaldes patriotas, tomen las medidas necesarias para el total escarmiento de los dictadores que pretenden vender España a precio de saldo. Por supuesto que de las comisiones que se embolsarán nada sabremos por el momento.

Ya han empezado a vender Terminales Portuarias, una empresa que está saneada y, además, teniendo beneficios. La han vendido a la sociedad francesa Maegor Investments perteneciente a Rubis Terminal Infra SAS. La venden por 352 millones de euros, o lo que es lo mismo, cinco veces de los beneficios anuales. El poder Judicial está siendo puesto en manos  de comunistas, la economía está siendo destruida, han mentido y mienten en cuanto al número de muertos producidos por la COVID19. No tienen ningún plan para gestionar la pandemia, y todo esto para hacer de España una República bananera a modo de Venezuela y sus adláteres. 

Españoles, se hace necesario que tal y como ocurrió en 1808 se emprendan las acciones que sea menester para echar del gobierno de España a estos canallas sinvergüenzas, prevaricadores, extorsionadores, embusteros, ignorantes…..y llegar si preciso fuere a la desobediencia civil para oponerse a pechar con el pesado yugo que el gobierno social comunista quiere imponernos

El gobierno social comunista quiere sepultar la independencia del Poder Judicial (iniciada en 1985 por el también socialista y más malo que la quina, Alfonso Guerra cuando pronunció la frase: Montesquieu ha muerto). Pero es que, además, ningún gobierno posterior ha modificado la Ley Orgánica del Poder Judicial a la hora de proponer jueces y magistrados. Todo ello por si acaso les pillan en algún “affair” tener siempre a sayones agradecidos para que los salven de todo mal. 

¿Quién rompe todo recato y ablanda al juez más severo?: el dinero, que escribía Francisco de Quevedo.

Todo esto aparte de la miseria intelectual, la falta de preparación, la cara dura, el escarnio a los emprendedores españoles, la falta de respeto por las instituciones españolas llevan a José Bejarano a publicar, como así hicieron los alcaldes de Móstoles, la siguiente proclama:

Con este fin, de desobediencia civil, instamos a que el próximo 7 de  Noviembre, a las 12 del mediodía, en todas las plazas donde estén radicados los ayuntamientos controlados por socialistas, comunistas o independentistas, se congreguen coches, se bajen sus conductores y se lleven sus llaves y no vuelvan a recoger su vehiculo si no hasta una hora mas tarde.

Españoles, recobremos el espíritu de 1808 porque es necesario estar al lado de la figura del Rey Felipe VI como símbolo de la unidad de España y garante de nuestra Constitución. Lleguemos a la desobediencia civil sin violencia. Que este gobierno de malhechores no nos hinque de rodillas sino que antes tenga que partirnos que doblarnos, porque vivir con miedo y humillados es la ruina. Es ahora o nunca. La miseria y el hambre amenazan a España y a los españoles. Ya ha sucedido donde gentes de esta calaña han tomado el poder. La ayuda extranjera vino en forma de inglés en 1808 pero no esperemos que nadie venga a salvarnos, sino que hemos de ser los españoles quienes bajo nuestra bandera echemos de aquí a estos pérfidos que so color de progresismo quieren esclavizarnos endeudando, arruinando y enfermando a España. 

Como dijeron los alcaldes de Móstoles ; no hay fuerza que prevalezca contra quienes son leales y valientes. Los españoles, sin duda alguna, lo son. 

Recordad, españoles, que a la voz de viva España, quien no contesta con otro VIVA, si es hombre no es español y si es español, no es hombre.

——————————————————————————————

USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.