Londres, 22 sep.- El Gobierno de Boris Johnson recomendó este martes a la población que teletrabaje para hacer frente a la segunda ola de la enfermedad de la COVID-19 en el Reino Unido, señaló el ministro británico del Gabinete, Michael Gove.

“Si la gente puede trabajar en casa, debería. Pero puntualizo que es muy importante que aquellas personas cuyos empleos requieren estar en un lugar específico de trabajo lo hagan”, declaró Gove a la cadena pública BBC antes de que el primer ministro, Boris Johnson, haga una declaración parlamentaria sobre el coronavirus.

La pasada noche, el Ejecutivo adelantó que Johnson ordenará en un discurso a la nación este noche que a partir del jueves pubs, bares y restaurantes en Inglaterra cierren a las 22.00 hora local (21.00 GMT).

La recomendación tiene como objetivo reducir los contactos sociales todo lo posible para disminuir los contagios.

“Uno de los riesgos que tenemos que afrontar es que la interacción social contribuye a una propagación del virus. Así que hay que contener esto todo lo posible en este momento, es lo mejor para todos y para la salud pública”, agregó Gove.

El jefe del Gobierno celebra hoy una reunión de su comité de emergencias, en el que participan sus principales ministros y los jefes de los Gobiernos regionales del Reino Unido, antes de ofrecer esta noche -a las 20.00 hora local (19.00 GMT)- un discurso al país para explicar las nuevas medidas contra el coronavirus.

Ante el avance de los contagios, el Gobierno ha elevado el grado de alerta desde el tercer nivel hasta el cuarto, en una escala de cinco, lo que refleja un “alto riesgo de transmisión” y la necesidad de medidas de “distancia social”.

Las nuevas medidas llegan después de que los asesores científicos del Gobierno hayan alertado de que el Reino Unido puede alcanzar 50.000 contagios diarios de COVID-19 a mediados de octubre si no se dan pasos concretos para frenar las infecciones.

El Reino Unido registró el lunes 4.368 nuevos casos de coronavirus y once muertes, hasta un total de 41.788 fallecidos desde que comenzó la pandemia.