Madrid, 22 sep.- El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, cree que “en estos momentos” la Comunidad (región) de Madrid no debe pedir el estado de alarma aunque habrá que estudiar si se deben adoptar medidas complementarias y pidió a los madrileños que restrinjan la movilidad al máximo y las reuniones sociales “en la medida de lo posible”.

En declaraciones a la emisora de radio Cadena Ser, Illa consideró que tampoco procede en estos momentos que el Gobierno decrete el estado de alarma.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Madrid – que tiene 6,5 millones de habitantes – vuelve a ser la región con más contagios, con un tercio de los nuevos casos -11.991 desde el viernes y 794 en las últimas 24 horas- y también es la que más muertes registró en la última semana, 87.

Ante esta situación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, reforzaron ayer los mecanismos de coordinación y crearon unos grupos de trabajo para estudiar si las medidas son suficientes o hay que adoptar otras “adicionales”.

“Pensamos que hay margen si las cosas se hacen bien y con agilidad para estabilizar la situación en la Comunidad de Madrid y, una vez estabilizada, empezar a doblar la curva”, dijo el ministro.

El responsable de Sanidad reconoció que la situación, en general en España, es preocupante, por lo que si no se ataja el incremento de casos, se podrá “llegar a comprometer” el Sistema Nacional de Salud, aunque aún no lo está, pero reconoció que “hay presión” en los hospitales y un incremento “muy importante” en los servicios de la atención primaria.

El Ministerio de Sanidad notificó ayer 31.428 nuevos casos de coronavirus desde el pasado viernes, 2.975 confirmados en las últimas 24 horas, con 168 decesos más durante el fin de semana y 311 en los últimos 7 días.

“Estamos ante un incremento clarísimo de casos, no tengo inconveniente en llamarlo segunda ola”, afirmó este lunes el portavoz de Sanidad para la pandemia, el doctor Fernando Simón, aunque destacó que no todas las regiones “están en la misma fase, ya que algunas registran descensos de contagios”.