Israel cierra más barrios y sigue sumando máximos de contagios

0
28
Israel cierra más barrios y sigue sumando máximos de contagios

Jerusalén, 10 jul.- El Gobierno israelí decidió hoy cerrar múltiples barrios en ciudades del país, entre otros en el oeste de Jerusalén, con altos índices de contagio de coronavirus, en la segunda oleada de la pandemia, que ha llevado a alcanzar un nuevo máximo de cerca de 1.500 contagios diarios.

El comité ministerial israelí encargado de la declaración de áreas restringidas decretó esta madrugada el cierre de zonas en cinco ciudades del país: Beit Shemesh, Jerusalén, Lod, Ramle y Kiriat Malachi, donde varios barrios tendrán su acceso restringido durante siete días, comenzando esta tarde y hasta el viernes próximo por la mañana.

Las limitaciones no serán únicamente para la entrada o salida de personas a estas zonas, sino que también restringirán el movimiento dentro de estos barrios.

Estas medidas se suman al cierre, el martes de esta semana, del asentamiento de Beitar Ilit, cuyos cerca de 50.000 habitantes, en su mayoría ultraortodoxos, tienen uno de los índices de contagio más altos del país.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, anunció el jueves por la noche un plan económico centrado en la población desempleada y los propietarios de pequeños y medianos comercios.

Este incluye pagos mensuales a trabajadores y extiende los beneficios especiales de desempleo hasta junio del 2021 o hasta que el porcentaje de paro, actualmente alrededor del 20%, baje a menos del 10%.

Además, pequeños negocios recibirán 6.000 shekels (unos 1.500 euros) cada dos meses, mientras que los medianos y grandes podrán recibir hasta 500.000 (casi 130.000 euros), dependiendo de su tamaño y del daño que hayan sufrido por la crisis.

Israel, que registró el jueves un nuevo máximo de 1.464 nuevos casos de coronavirus en un día, se enfrenta una fuerte segunda oleada de la pandemia, que está resultando más seria que la primera.

Hasta el momento se han registrado 35.533 casos confirmados de la COVID-19 en el país, donde hay ya 350 víctimas mortales. Los casos activos a día de hoy son cerca de la mitad del total y, de ellos, 124 se encuentran en estado grave.