Roma, 3 dic.- Italia ha confirmado 993 muertos a causa del coronavirus en las últimas 24 horas, el peor dato registrado desde el comienzo de la emergencia por la pandemia en febrero, según el boletín de hoy del Ministerio de Sanidad.

Este aumento de los fallecidos eleva el balance provisional a las 58.038 víctimas mortales en Italia desde el comienzo de la pandemia el 21 de febrero. Hasta el momento el mayor número de muertos se había notificado el pasado 27 de marzo (969).

Más de un tercio de los fallecidos hoy en todo el país, 347, corresponden a la región norteña de Lombardía.

Por otro lado se han confirmado 23.225 nuevos contagios, el mayor aumento de los últimos cuatro días, aunque entre ayer y hoy se ha hecho un elevado número de pruebas diagnósticas, más de 226.000.

En total en el país se han contagiado 1.664.829 personas con el virus Sars-Cov-2.

Estos datos, que confirman el aplanamiento de la curva de los contagios (en noviembre rondaban los 40.000 diarios), también dan fe de una menor presión a los hospitales italianos.

De las 759.982 personas actualmente enfermas con la COVID-19 en Italia, la gran mayoría permanece aislada en sus casas con apenas síntomas, mientras que 35.369 han necesitado ser ingresadas, 701 menos que ayer miércoles.

En las unidades de Cuidados Intensivos del país hay 3.597 personas por el coronavirus, 19 menos que ayer.

La región más afectada sigue siendo Lombardía (norte), epicentro desde el comienzo de la crisis y que en el último día ha confirmado nuevas 3.751 infecciones.

La siguen la norteña Véneto (3.581), la sureña Campania (2.295), que además ha confinado un campamento de rumanos en la periferia de Nápoles, y la septentrional Piamonte (2.230).

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunciará en una rueda de prensa esta noche, a las 20.15 locales (19.15 GMT), las nuevas limitaciones para evitar la propagación del virus durante las próximas semanas, especialmente durante la Navidad.

Por el momento ya se ha prohibido abandonar los municipios de residencia en los días de Navidad y Nochevieja, para evitar las reuniones numerosas ante el peligro de una tercera ola de la pandemia.

El decreto, que sustituye al anterior, que expiraba hoy, prohíbe cambiar de región desde el 21 de diciembre al 6 de enero, salvo por exigencias de salud o laborales, aunque se permitirá el regreso al domicilio.

Un borrador del texto divulgado por los medios establece una cuarentena de dos semanas para quienes lleguen a Italia desde países que no pertenezcan al área de libre circulación europea Schengen.

A partir del 7 de enero los estudiantes de educación secundaria podrán volver a clase, pero con un aforo reducido a la mitad, y también reabrirán las pistas de esquí en Italia.

El comisario del Gobierno para la emergencia del coronavirus, Domenico Arcuri, explicó este jueves en el Parlamento los planes para la distribución de las vacunas compradas por la Comisión Europea, de las que Italia recibirá el 13,4 6 %.

Y estimó que entre el segundo y el tercer trimestre del 2021 se habrá logrado vacunar a toda la población del país.