Londres, 29 jun.- El primer ministro británico, Boris Johnson, ha sustituido a Mark Sedwill como secretario del Gabinete, el funcionario con más rango del servicio del Gobierno, ante aparentes tensiones con el equipo del líder conservador.

Sedwill, diplomático de carrera y encargado también de asesorar en asuntos de seguridad, envió el domingo una carta a Johnson para comunicarle su decisión de abandonar el importante puesto en septiembre, cuando será sustituido por el funcionario Simon Case.

La salida de Sedwill se ha confirmado en medio de aparentes tensiones entre este funcionario y el equipo asesor del primer ministro, encabezado por Dominic Cummings, según los medios.

El sindicato FDA, que agrupa a los trabajadores del funcionariado, reveló que Sedwill, que ostenta el título de “caballero”, fue tratado de manera “cobarde” después de que miembros del entorno del primer ministro tratasen supuestamente de perjudicar su trabajo.

El secretario general del FDA, Dave Penman, afirmó que el Gobierno del Reino Unido quedará “más debilitado como resultado” de la partida de Sedwill, que trabajó también para la ex primera ministra británica conservadora Theresa May.

El asesoramiento sobre seguridad que hacía Sedwill estará a cargo del jefe negociador británico del brexit, David Frost.

La salida del secretario del Gabinete refleja la determinación de Cummings, el principal y poderoso asesor de Johnson, de querer reestructurar el servicio civil británico, según los expertos.

Sedwill fue embajador en Afganistán durante sus veinte años en el ministerio de Exteriores y asumió el puesto de secretario del Gabinete en noviembre de 2018, bajo el mandato de May, tras el fallecimiento de Jeremy Heywood.

Al argumentar su retirada en la misiva enviada a Johnson, Sedwill dijo que era el momento adecuado para marcharse dado que el Gobierno ha pasado a la nueva fase en el plan de recuperación del país por la pandemia del coronavirus, al suavizarse las restricciones.

Por su parte, Johnson destacó la “gran contribución” de Sedwill al servicio público durante los últimos 30 años, desde su paso como embajador en Afganistán hasta su labor en el servicio público.

El secretario del Gabinete esta a cargo de miles de funcionarios británicos y es el último responsable de que funcione toda la maquinaria del Ejecutivo del país.

Además de Sedwill, otros importantes funcionarios del Gobierno han abandonado ya sus puestos o se marcharán en los próximos meses, tras la victoria de los conservadores en las elecciones generales británicas celebradas el pasado diciembre.