Valeria Abreu

Llevan tanto tiempo errados y diciendo falsedades, que les cuesta salir de ese pantano y asomarse a la verdad. Y no es que sean brutos, aunque muchos lo parezcan, sino que están totalmente alienados por sus posiciones políticas e ideológicas. Hoy, en día hay que explicarle a la gente y tratar de convencerla de que el sol sale por el este.

Y no es que rápidamente se dan cuenta que no era por el norte ni por el oeste que salía el astro rey, sino que tardan muchísimo, quizás el no en comprenderlo, sino en aceptarlo.

Muchas veces, la conducta ante las evidencias aplastantes es simplemente voltear la cara y argumentar cualquier cosa no relacionada con la materia. El caso de las sanciones económicas es evidente.

El desastre nacional comenzó antes de las sanciones. La destrucción de PDVSA, de la CVG, las empresas eléctricas, de CANTV, del suministro de agua, de los hospitales y otros centros, de escuelas y liceos, de las vías de comunicación, fue muy anterior a la imposición de las sanciones. Pero hay que estar claro que éstas incrementan ese deterioro.

Para unos, las sanciones tuvieron efectos nocivos antes de existir, algo absolutamente imposible. O han existido siempre, incluso en momentos en que el país funcionaba con cierta normalidad. Para otros, son medidas que no causan ningún efecto en la gente sino en Maduro y sus allegados. DIRECTV se va del país y dicen que fue porque Maduro les quería imponer algo ilegal.

En su locura, afirman que la empresa tenía que cumplir la orden ejecutiva gringa y no las leyes y normas venezolanas, ni el contrato firmado hace años con el Estado.En este caso también influye la cobardía politiquera de quienes impulsan las sanciones, pero cuando éstas golpean a 10 millones de personas, se lavan las manos tratando de evitar daños políticos.

Son como Trump, culpando a los chinos de su incompetencia e indolencia en el manejo de la actual pandemia. O como Maduro, que ante el crecimiento exponencial de los contagios que viene, ya apunta su dedo acusador hacia sus vecinos, para decir que le están mandando venezolanos infectados para arruinarle su estadística.

Debo decir que la realidad no es tan simple, pero eso no significa que no se puedan analizar las cosas un poco mas objetivamente y atenerse también un poco más a los hechos, de forma de poder determinar los errores cometidos y no seguirlos repitiendo.

Atrocidad que ya ha tenido su efecto en la conducta perversa y de un gobernante del País, quien ha dicho que a esos venezolanos les hará pasar la cuarentena judicializados en una celda, si se atreven a pasar por vías alternas a las oficiales. A nosotros los venezolanos, desde que se inició el milenio, todas las plagas habidas y por haber se nos vinieron encima.

Las últimas plagas son la pérdida de la TV por satélite y la grave falta de la gasolina, que vienen acompañadas del covid-19.

——————————————————————————–
USA Hispanic no se responsabiliza del contenido de los artículos de opinión, siendo cada autor responsable de sus propias creaciones.