Londres, 22 oct.- El Gobierno británico planea más ayudas financieras para las áreas de Inglaterra obligadas a cerrar sectores económicos al situarse en un nivel alto de riesgo de la covid-19, debido al fuerte incremento de los contagios de coronavirus.

El ministro de Economía, Rishi Sunak, espera dar a conocer este jueves más ayudas para estas zonas en el marco del llamado “Programa de Apoyo al Empleo” (JSS, en inglés), que a partir de este 1 de noviembre pagará una parte de los salarios de los trabajadores.

El ministro, que hará una declaración parlamentaria, desvelará nuevos planes tras las presiones de distintas autoridades locales sobre la necesidad de respaldar a trabajadores y empresas obligadas a cerrar sus actividades por las restricciones.

“Lo que siempre hemos dicho es que nuestro paquete de ayuda es siempre flexible, y siempre sometido a revisión, para asegurar que se afronta la situación”, señaló un portavoz del ministro.

Sunak dio a conocer recientemente el “Programa de Apoyo al Empleo” (JSS, en inglés), que a partir del 1 de noviembre sustituirá al aplicado desde marzo, por el que el Gobierno financiaba hasta el 80 % de los sueldos de los trabajadores que no podían trabajar por el confinamiento nacional, pero que finalizará este octubre.

En virtud de JSS, los empleadores pagarán a sus asalariados por todas las horas que trabajen, que deberán ser al menos un tercio de su jornada normal. Del resto de horas no trabajadas, el empleador pagará como mínimo un tercio de ellas y el Gobierno otro tercio, hasta un tope de 697,9 libras (766,9 euros).

Varias áreas de Inglaterra, entre ellas Londres, están en el nivel de riesgo 2 -alto- de una escala de 3 -muy alto-, ideada por el Gobierno para contener la expansión de la covid.

Las autoridades han dispuesto que Liverpool, Manchester y South Yorkshire entren en el nivel 3, lo que implica el cierre de bares y “pubs” que no venden comida, así como limitar los contactos entre personas que no viven bajo el mismo techo.

Según las últimas cifras oficiales, el miércoles se confirmaron 26.688 nuevos casos de coronavirus y 191 decesos, por lo que el número de fallecidos desde que empezó la pandemia asciende a 44.158.