México ofrece venderle petróleo a Maduro a pesar de las sanciones

0
474

Las sanciones impuestas por la administración Trump a quien le venda petróleo al gobierno de Maduro supuestamente aplican a todos los países que quieran comercializar el oro negro con la dictadura chavista.

Esto al parecer no parece preocuparle al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien esta semana aseguró que nada lo detendría si quisiera venderle petróleo a Venezuela.

El mandatario mexicano aseguró que le vendería gasolina y combustibles por razones humanitarias pese a las sanciones impuestas por Washington a varios funcionarios venezolanos, así como a su petrolera estatal.

Cabe destacar que López Obrador aclaró que no ha recibido ninguna solicitud por parte de Nicolás Maduro.

“No nos ha hecho ninguna solicitud. En el caso que nos hiciera la solicitud y fuese una necesidad humanitaria, lo haríamos”, indicó el presidente mexicano.

“México es un país independiente, soberano, tomamos nuestras propias decisiones y no nos metemos con las políticas de otros países, es autodeterminación de los pueblos. Nadie tiene derecho a oprimir a otros, ninguna hegemonía puede aplastar a ningún país”, agregó López Obrador.

La posición podría dañar las relaciones con Estados Unidos, el vecino de México y el mayor socio comercial. López Obrador ha logrado navegar una relación positiva con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, al tiempo que deja de lado los ataques más amplios de Trump contra los mexicanos y los inmigrantes.

Tampoco está claro si México estaría en condiciones de vender gasolina. Si bien es una nación productora de petróleo, la falta de capacidad de refinación lo obliga a comprar la mayor parte de su gasolina a los Estados Unidos. El Ministerio de Energía del país dijo el año pasado que las tres cuartas partes de la gasolina de México son importadas. Estados Unidos ha impuesto sanciones destinadas a asfixiar a la administración de Nicolás Maduro y ha reconocido al líder opositor Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela, aunque no tiene poder de facto dentro del país.

Venezuela tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo, pero debe importar gasolina porque la producción se ha desplomado debida a la escasa o nula inversión en tecnología que ha hecho en los últimos 20 años. Los críticos culpan además a la corrupción y la mala gestión, mientras que Maduro culpa a la presión económica de Estados Unidos.

Las amenazas de acciones legales y financieras de EE.UU. han llevado incluso a algunas compañías en China y Rusia a detener algunos tratos con la industria petrolera de Venezuela, aunque Irán, que también está bajo sanciones, envió cinco camiones cisterna de gasolina a Venezuela el mes pasado.

Algunos de estos cargueros no llegaron nunca a destino a pesar de que el gobierno iraní asegura que continuará enviando cargueros si Caracas pide más.

El gobierno de izquierda de López Obrador jamás ha reconocido al gobierno de Venezuela como una dictadura y se cree que el mandatario mexicano simpatiza de alguna manera con el dictador Nicolás Maduro.

Es de esperar que si México hace efectiva esta oferta, el gobierno de Trump reaccione de manera acorde e intente prohibir la venta.

EE.UU. investiga a dos firmas petroleras mexicanas

Días atrás el gobierno de Trump informó que investigaba a dos firmas mexicanas por ayudar al régimen de Nicolás Maduro a comerciar petróleo en mercados internacionales, a pesar de que aún están vigentes las restricciones estadounidenses en Venezuela.

Las empresas mexicanas Libre Abordo y Schlager Business Group serían ya los principales destinatarios de crudo de la petrolera estatal venezolana PdVSA, según un acuerdo de petróleo dado a conocer por la agencia de noticias Reuters en marzo pasado.

“Tenemos una investigación activa por parte del Departamento de Estado, por parte del Departamento del Tesoro y por parte de la Embajada de EE.UU. (en México)”, explicó Elliott Abrams, enviado especial de EE.UU., al periódico mexicano Reforma.

“Estamos trabajando con el gobierno mexicano. Les hemos informado de nuestra gran preocupación de esto. Nuestra hipótesis es que son compañías ficticias, compañías fantasma para algunas de las personas que han estado involucrando contrabando de petróleo y oro por varios años”, añadió Abrams.

Según registros públicos en México, Schlager es manejada por una de las propietarias de otra firma mexicana llamada Libre Abordo, siendo la segunda empresa mexicana en recibir millones de barriles de petróleo venezolano en virtud de un acuerdo de intercambio por alimentos.

Mientras tanto, Libre Abordo ha recibido cerca de 7.2 millones de barriles de crudo venezolano desde diciembre en seis grandes embarques con destino a Asia y tiene uno más en proceso de carga, según los mismos documentos.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, no se ha posicionado en torno a las operaciones de Libre Abordo y Schlager Business Group y se desconoce si la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda tiene abierta alguna investigación.

Argumentando estar ayudando a PdVSA a evitar las sanciones, el Departamento del Tesoro sancionó ya a Rosneft Trading y TNK trading, subsidiarias de la petrolera rusa Rosneft, por ayudar a comercializar petróleo venezolano en el mercado internacional.

En enero de 2019, el Departamento del Tesoro impuso sanciones contra la petrolera estatal venezolana PdVSA por supuestamente servir como un vehículo para la corrupción por parte del régimen de Maduro y estar en contra de la democracia venezolana, además de congelar sus activos alrededor del mundo y prohibir hacer negocios con ella.