Nueva York, 5 abr.- El gobernador del estado Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, refrendó la nueva legislación por la que se establecerá un permiso familiar retribuido para cuidado de un bebé o familiar enfermo de 12 semanas, así como una subida del salario mínimo en el Estado hasta los 15 dólares la hora.

Con esta legislación enmarcada en el presupuesto 2016/2017, el gobierno del Estado quiere dejar claro su esfuerzo para conseguir restablecer la justicia económica y social para las familias trabajadoras de Nueva York, señaló la oficina de Cuomo en un comunicado.

El presidente Barack Obama tildó por su parte de “paso histórico” el nuevo marco legal, que dijo “permitirá a los padres no tener que elegir entre lo que les pide el corazón y los que les marca su cuenta bancaria”.

Obama pidió al Congreso recoger el guante y “actuar para elevar el salario mínimo y los permisos familiares retribuidos para todos los estadounidenses”.

Esta baja pagada de hasta 12 semanas por recién nacido o familiar enfermo es la más extensa de este tipo en todo el país, aunque en Washington D.C. está en discusión aprobar una propuesta de hasta 16 semanas.

El permiso se podrá empezar a disfrutar en 2018 para trabajadores que lleven al menos seis meses con el mismo empleador y se compensará a las empresas con una deducción fiscal.

Cuomo destacó que la medida pretende ayudar a las familias y también ser una medida que traiga consigo “igualdad” para las mujeres trabajadoras.

Sobre la subida del salario mínimo, el incremento hasta los 15 dólares no será automático este mismo año sino progresivo hasta completarse en 2019 o 2021 dependiendo del tamaño de la empresa y el sector de cada trabajador.

Cuomo destacó que la subida del salario mínimo en Nueva York significará una subida de ingresos para 2,3 millones de trabajadores del Estado.

En la actualidad, el salario mínimo en el estado de Nueva York es de 9 dólares la hora.

A propósito del incremento, que llega poco después del Estado de California, también hasta los 15 dólares, el pre candidato demócrata Bernie Sanders se felicitó por la medida y destacó que hasta hace poco muchos la calificaban de “poco realista”.

Sanders apuntó en la línea del presidente Obama a la necesidad que la iniciativa se extienda a todo el país mediante la aprobación en el Congreso de la llamada “Family Act”, una ley que aseguró no tiene el apoyo de su oponente en la carrera demócrata hacia la Casa Blanca, Hillary Clinton.

Sin embargo, la ex secretaria de Estado aplaudió la medida en Nueva York en un acto en esta ciudad con el propio Cuomo y varios líderes laborales y señaló que su objetivo será extenderla a todo el país si es presidenta.