El Cairo, 12 sep.- El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, instó este sábado en Doha, en la apertura de las conversaciones de paz intraafganas, a aprovechar esta “oportunidad histórica” para poner fin a “la oscuridad de cuatro décadas de guerra” en Afganistán.

Pompeo, que llegó anoche a Catar para asistir al comienzo de este diálogo, afirmó que el Gobierno afgano y los talibanes tienen una nueva oportunidad para “sentarse juntos” y subrayó que todo el mundo les está mirando.

“Hemos hecho un enorme trabajo y sacrificios para alcanzar este momento y requerirá un enorme trabajo y sacrificios para mantenerlo vivo”, dijo Pompeo, quien el pasado febrero estuvo presente en la firma de un pacto entre Estados Unidos y los talibanes, también en Doha.

“Cada uno de vosotros tiene una gran responsabilidad, pero no estáis solos: todo el mundo quiere que tengáis éxito”, dijo a los representantes de las partes afganas, a los que exigió un “proceso de negociaciones inclusivo”, destacando la presencia de cuatro mujeres en el equipo negociador gubernamental.

Pompeo se mostró convencido de que “una paz duradera es posible” en Afganistán, si se incluyen en el proceso a las mujeres, las minorías religiosas y étnicas, y las víctimas de la guerra.

Además, aseguró que “EE.UU. no busca impone su sistema sobre otros” y que Washington desea que alcancen una paz duradera en Afganistán y convertirse en su socio.

Sin embargo, Pompeo admitió que las conversaciones pueden prolongarse “días, semanas, meses” pero que servirán no sólo a esta generación de afganos sino a las próximas generaciones.

“Debemos estar todos orgullosos de este momento”, remachó el representante de EE.UU., que abrió la puerta a las conversaciones intraafganas con la firma del histórico acuerdo entre Washington y los insurgentes en Doha el 29 de febrero.

Su comienzo se fue retrasando en las pasados meses por la falta de acuerdo entre el Gobierno afgano y los talibanes en un punto clave: la liberación de 5.000 prisioneros talibanes y otro millar de las fuerzas de seguridad afganas.