Montevideo, 26 sep.- Autoridades del Ministerio de Salud Pública de Uruguay (MSP) manifestaron este sábado su preocupación tras la realización de la marcha de la diversidad, en Montevideo, a la que asistieron miles de personas sin las medidas sanitarias correspondientes.

El ministro de esa cartera, Daniel Salinas, manifestó a través de Twitter un mensaje en el que se siente “predicando en el desierto”.

“¿Vio cuando uno se siente predicando en el desierto? Así me siento hoy. Pero nobleza obliga, hay que separar los tantos. El respeto a la elección en como queremos sentir, ser o expresarnos en toda la amplitud de la acepción es incuestionable.” expresó.

“Ahora bien, la violación de las recomendaciones sanitarias realizada por los propios organizadores y que no mereció reparos, es otra cosa diferente. El derecho a la salud es también un derecho de tod@s.” continúo.

En ese sentido, la directora general de Coordinación del MSP, Karina Rando, cuestionó a través de la misma red social la solidaridad de los asistentes.

“Como se sentirán quienes ha resignado reunirse con seres queridos priorizando la Salud del Pueblo Uruguayo? Si alguien en la celebración era positivo, habrá que evaluar las consecuencias en las proximas semanas. Donde quedó la solidaridad?”, afirmó.

Asimismo, la epidemióloga y asesora de la Dirección General de Coordinación del MSP, Silvia Guerra, escribió en su cuenta de Twitter:

“Amanecí sin poder calificar a los que tiran de la cola del León. Creo que no se inventó una mala palabra de tremendo tamaño, será por eso?”, apuntó.

Uruguay celebró este viernes una nueva edición de la marcha de la diversidad que apostó al uso de mascarillas pero que no vio reducida su masiva concurrencia por la pandemia.

Una bandera arcoíris gigante y tres vehículos con DJs y música bailable acompañaron el recorrido por la Avenida del Libertador en que miles de personas, bajo la consigna “Orgullo es luchar”, hicieron oír sus reclamos contra la discriminación y en defensa de los derechos conquistados por la comunidad LGBTI en Uruguay.

Pese a la reducida incidencia de la pandemia en Uruguay, que desde la declaración de emergencia sanitaria el 13 de marzo hasta este viernes suma 1.967 casos (210 activos) y 47 fallecidos, respetar las medidas preventivas fue uno de los motivos que llevó a los organizadores a convocar una marcha tanto presencial como virtual.