La Paz, 25 sep.- Las elecciones generales de octubre tendrán una candidatura menos tras la retirada de la alianza Juntos de la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, aunque las boletas de votación ya están impresas, por lo que si un elector la elige, ese voto será nulo.

El Tribunal Supremo Electoral comunicó este viernes la retirada formal de la candidatura, que había solicitado Juntos el pasado martes, un formulismo que se esperaba desde que la semana pasada Áñez anunció que se alejaba de la carrera para los comicios del 18 de octubre.

“Quedan sin efecto todas las candidaturas, vale decir a Presidencia, Vicepresidencia, senadurías, diputaciones uninominales y plurinominales, y diputaciones por circunscripciones especiales”, explicó el órgano electoral en un comunicado.

Sin embargo, la franja de la organización política Juntos se mantendrá en la papeleta electoral debido a que el pedido de retirada fue presentado una vez finalizada la impresión, por lo que en el caso de que la alianza obtenga votos, serán considerados nulos, detalló.

Las actas de votación llevarán tres equis en las casillas de cómputo de votos de Juntos y la franja de delegados electorales de esta formación será suprimida del acta de escrutinio, apuntó.

La retirada de la candidatura que encabezaba la mandataria transitoria deja a siete contendientes en la carrera electoral, con Luis Arce del Movimiento Al Socialismo (MAS) primero en las encuestas, incluso con posibilidad de victoria en primera vuelta.

Uno de los argumentos de Áñez cuando comunicó la retirada fue que con ello pretende facilitar un bloque de unidad del resto de candidatos frente al MAS, aunque el segundo en las encuestas, el expresidente Carlos Mesa, de la agrupación Comunidad Ciudadana, por ahora descarta esa posibilidad.

Las elecciones en Bolivia se pospusieron primero de mayo a septiembre y ahora a octubre por la pandemia de la COVID-19, tras anularse las del año pasado entre denuncias de supuesto fraude a favor del MAS de Evo Morales, que el partido y el exmandatario niegan y que siguen bajo investigación judicial en el país.